Saltar al contenido

Jovenes construyendo el futuro de méxico

noviembre 16, 2022
Jovenes construyendo el futuro de méxico

Los adolescentes y jóvenes de hoy en día están dispuestos a cambiar

Frenar la migración a Estados Unidos es el objetivo declarado de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Semillas de Oportunidad que se han expandido desde México a Honduras, El Salvador y Guatemala. Pero los jóvenes de estos países dicen que 180 dólares al mes no los disuadirán de migrar.En julio de 2019, el canciller de México, Marcelo Ebrard, anunció que se financiarían 20.000 becas en cada país del Triángulo Norte; una inversión de 30 millones de dólares por país. Al igual que los programas de México, los jóvenes centroamericanos recibirían 180 dólares mensuales por una beca de nueve meses. Trabajan un máximo de ocho horas diarias, cinco días a la semana, por la mitad del salario mínimo hondureño. El pago lo realiza la Agencia Mexicana de Cooperación para el Desarrollo ─ AMEXCID) a través de los bancos locales. No hay ningún intermediario ─ ninguna agencia del gobierno hondureño toca un centavo.

Una familia rezagada de la caravana de migrantes de octubre de 2020 hace autostop hasta el paso fronterizo de Corinto, donde la caravana fue detenida brevemente por las autoridades guatemaltecas. Omoa, Cortes, 1 de octubre de 2020. Foto: Martín Cálix.

La visión de México para el desarrollo regional en el siglo XXI

México ha puesto en marcha el programa “Jóvenes construyendo el futuro”, dirigido a personas de entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan, con el objetivo de formarles durante un año para mejorar su empleabilidad y pagarles 3.600 pesos al mes. “La idea es que esta formación dure un año y, una vez que hayan terminado, las empresas, los talleres, los negocios y toda la red de tutores puedan entregarles un certificado que acredite lo que han aprendido y qué habilidades y competencias han adquirido. Así, si no pueden mantener ese empleo, tendrán más posibilidades de encontrarlo si llaman a otras puertas”, afirma la secretaria de Trabajo y Bienestar Social, Luisa María Alcalde.

Este departamento ha colgado una página web y ha empezado a crear un censo casa por casa para recibir las solicitudes de inscripción. Desde diciembre, 1.100.000 jóvenes se han inscrito para participar en este proyecto. También hay 39.000 empresas interesadas en sumarse al programa, que puede ofrecer un total de 300.000 plazas de prácticas.

El futuro de la educación K-12

Por primera vez en la historia, el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid) y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), ha puesto en marcha este proyecto sin precedentes en Los Ángeles, antes de extenderlo a otras ciudades.

El secretario de Relaciones Exteriores, Ebrard, dijo que la acción es importante “por su objetivo, pero también porque no se ha hecho un programa social de esta envergadura, es inédito.” Dijo además que se hace por instrucciones del presidente López Obrador.

“Empezamos hoy, ya es una realidad: ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’ ha llegado a Estados Unidos. Empezamos en Los Ángeles porque es la comunidad más grande de Estados Unidos, pero después seguiremos en otras ciudades”, dijo el secretario Ebrard.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores tiene que trabajar en este tema, ponerlo en práctica y ampliarlo a temas de salud, y luego llevarlo a otras ciudades de Estados Unidos”, dijo el Secretario de Relaciones Exteriores a la comunidad mexicoamericana reunida en el East Los Angeles Community College.

Innovar la protección de los migrantes y solicitantes de asilo

El Estudio de Impacto del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, elaborado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2020 del INEGI, señaló resultados positivos para los beneficiarios, los más relevantes son:

Para 2030, eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar la igualdad de acceso a todos los niveles de educación y formación profesional para las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situación de vulnerabilidad

Índices de paridad (mujer/hombre, rural/urbano, quintil inferior/superior de riqueza y otros como la condición de discapacidad, los pueblos indígenas y los afectados por conflictos, a medida que se disponga de datos) para todos los indicadores de educación de esta lista que puedan desglosarse

Para 2030, garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos y las aptitudes necesarios para promover el desarrollo sostenible, incluyendo, entre otras cosas, la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la apreciación de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad